Una cura de juventud para las líneas de alta velocidad

0 km

de vía - renovación

0

desvíos - renovación

0

traviesas de hormigón - sustitución

0 t

de balasto - excavación, depuración, aporte de balasto nuevo, colocación

Catenaria

Comprobación, renovación de algunos tramos

Una cura de juventud para las líneas de alta velocidad

Han pasado casi 30 años desde que a principios de junio de 1991 se pusieran en servicio las primeras líneas de alta velocidad en Alemania. Ahora ha llegado el momento de sanear esta infraestructura, que en muchos de sus tramos es sometida a cargas extremadamente elevadas. Los trabajos comenzaron en junio de 2019 y se prolongarán durante cinco años.

Cuando en los años 1970 se construyeron las primeras líneas de alta velocidad alemanas, Hannover-Wurzburgo y Mannheim-Stuttgart, el concepto de explotación contemplaba que fueran aptas para el transporte rápido tanto de viajeros como de mercancías – los viajeros durante el día y las mercancías durante la noche, todo ello con elevadas frecuencias de paso y un alto grado de fiabilidad. Las cargas que tienen que soportar estas infraestructuras son, en consecuencia, muy elevadas. Con estas “nuevas líneas” de alta velocidad – la más reciente hasta la fecha entró en servicio a finales de 2017 –, que en su mayor parte son independientes de la red convencional, también dieron comienzo las operaciones internacionales de los trenes ICE. En la actualidad, un transporte ferroviario sin el ICE y las líneas de alta velocidad sería inconcebible.

En esta vista sobre una vía saneada se observa la fila de traviesas nuevas a falta de embalastar por completo, los carriles nuevos recién montados y los carriles viejos depositados en los laterales.

Dentro de los trenes ICE, esta pantalla informa al viajero sobre el desvío a través del valle del Leine a una velocidad máxima de 160 km/h, en vez de los hasta 280 km/h que alcanzaría en la línea de alta velocidad.

En algunas partes, el tajo se encuentra elevado por encima de poblaciones cercanas, las grandes montañas de balasto son para la logística de la obra.

Cerca de 30 años de explotación intensiva

Deutsche Bahn AG comenzó los ineludibles trabajos de saneamiento, planificados en detalle desde hacía años, en el norte, en la línea de alta velocidad entre Hannover y Gotinga, que permanecerá cortada al tráfico durante medio año. La línea de alta velocidad entre Mannheim y Stuttgart se saneará por completo en 2020. En los tres años siguientes se ejecutarán sucesivamente los tramos entre Gotinga, Kassel, Fulda y Wurzburgo. Todo esto exige desvíos con tiempos de viaje más largos, meses de trabajos con maquinaria pesada, una gran cantidad de conocimientos y de personal, así como un enorme esfuerzo logístico. Los trabajos afectan a las vías y aparatos de vía, incluyendo el lecho de balasto, la señalización y las tecnologías de control-mando de los trenes. En algunos tramos se suma el saneamiento o la renovación de la catenaria.

De la misma forma que antes acarrearon los carriles nuevos, los vagones carrileros ahora recogen los viejos, cortados a la medida adecuada.

En el área de Hannover y en Gotinga la línea de alta velocidad cortada para su saneamiento y la línea convencional norte-sur discurren paralelas.

Los trabajos son realizados por uniones de varias empresas constructoras y son supervisados por empresas de ingeniería.

Varias grúas pórtico acarrean constantemente traviesas nuevas y se llevan las viejas en su recorrido de vuelta.

Primera fase de la obra: 142 kilómetros de vía

La línea de alta velocidad entre Hannover y Wurzburgo tiene una longitud de 327 km y el primer tramo a sanear consta de los 89 km que separan Hannover y Gotinga. El reto consiste en el saneamiento integral de las vías de ambos sentidos de marcha con corte total, el establecimiento de lugares de acopio para la logística de materiales, el suministro y transporte de materiales a nivel nacional, así como la coordinación de la ejecución de la obra, de la maquinaria y de los trenes de trabajo en un total de 142 km de vía. Para este fin se crearon uniones temporales de empresas, tanto para la ejecución como para la supervisión de las obras. El trazado en general discurre lejos de núcleos urbanos y, a efectos de evitar pendientes pronunciadas, sobre pilares, en trinchera o sobre terraplenes. Las interconexiones con el resto de la red convencional son, por tanto, escasas. Los costes totales de este primer saneamiento integral de una línea de alta velocidad en Alemania, que requerirá seis meses de trabajo, se estiman en unos 175 mill. de euros.

Algunos tramos de la línea de alta velocidad Hannover-Gotinga discurren elevados sobre pilares, lo que plantea exigencias añadidas.

Los detritos de la depuración del balasto se transportan mediante unidades tolva de carga y descarga MFS 250; aquí, la vía discurre sobre un terraplén.

A 11 km al sur de Hannover se bifurcan las superestructuras y los trazados de la línea convencional norte-sur y la línea de alta velocidad (arriba).

Superestructura completamente nueva

Semejante tarea requiere máquinas modernas de alto rendimiento. Intervienen, entre otros, hasta cuatro máquinas al mismo tiempo únicamente para el reciclado del balasto y la renovación de la vía, seguidas de máquinas de soldadura de carriles, bateadoras, estabilizadores de vía y perfiladoras de balasto. Para el desmontaje y posterior restitución de las instalaciones de señalización y control-mando se requiere, por el contrario, mucho trabajo manual que no se puede automatizar. Esta “cura de juventud” también incluye las estructuras de obra civil, puentes y túneles, de modo que las futuras generaciones puedan disfrutar de líneas de alta velocidad de una elevada fiabilidad y capaces de absorber el tráfico que continuará creciendo de forma significativa.

Primera actuación de las máquinas de alto rendimiento: renovación del lecho de balasto de las vías de ambos sentidos de marcha.

A la sustitución del balasto le sigue la renovación total tanto de las traviesas de hormigón como de los carriles mediante un tren rápido de renovación.

Tras unos 30 años colocadas, las traviesas de hormigón se sustituyen en toda la línea de alta velocidad por traviesas nuevas equipadas con suela elástica.

De forma similar a la depuración del balasto, también las traviesas y los carriles son sustituidos por tramos en las vías de ambos sentidos.

Datos fundamentales Línea de alta velocidad Hannover-Wurzburgo

327 km
49 puentes
63 túneles
110 trenes de larga distancia diarios, 15,5 mill. de viajeros al año a hasta 280 km/h
tráfico de mercancías nocturno (aprox. de 22 a 5 h) a hasta 160 km/h