Precisa y rápida con ritmo de 2 traviesas

Renovación de vía por cadena de montaje con gestión de balasto

Máquina para la renovación de vía de trabajo continuo con reintegración del balasto a la vía o carga a vagones tipo MFS

Un veloz búfalo a ritmo de dos traviesas

En Chemnitz había que renovar las traviesas de hormigón. Para ello se empleó la SUM 315 de DB Bahnbau, con un rendimiento por turno de unos 2.000 metros y la capacidad de colocar las traviesas de dos en dos.

Impresiona una y otra vez el rendimiento y la velocidad que pueden alcanzarse, cuando el equipo humano y la máquina están bien integrados.

La máquina de renovación rápida de vía, que en DB Bahnbau llaman “SUM 315”, fue entregada en julio de 2010. Su apodo: “Búfalo”. DB Bahnbau renovó las traviesas en el tramo entre Chemnitz y Niederwiesa en octubre/noviembre de 2015. A lo largo de un tramo de 7.105 metros de longitud las viejas traviesas de hormigón habían alcanzado el final de su vida útil. Se imponía una “renovación de vía sin renovación de carril”. En este caso, los carriles y el balasto vuelven a colocarse, el trazado y los gradientes permanecen invariados.

Sustitución de traviesas, una tarea fácil para esta versátil máquina.

Con el “búfalo” la renovación es rápida. Pueden alcanzarse 2.000 metros por turno. Durante la sustitución de las traviesas, el balasto se almacena temporalmente. Para comenzar a trabajar, en primer lugar hay que enhebrar la cadena de excavación. Dos cortes en los carriles, levante de los carriles - ningún problema. El tren de renovación se coloca rápidamente en posición, la máquina está en disponibilidad de trabajar. Para el equipo de diez operarios, que conoce perfectamente las posibilidades de la máquina, el enhebrado y el desenhebrado es cuestión de unos pocos minutos.

El ritmo de 2 traviesas proporciona velocidad.

La SUM 315 siempre coloca dos traviesas a la vez. El suministro de las traviesas nuevas también es por parejas. Así se aprovecha el gálibo disponible. Antes de su colocación, se giran 90 grados. Todo está perfeccionado. La grúa pórtico que acarrea las traviesas nuevas, se lleva una carga de traviesas viejas en su viaje de vuelta. Cuando llega hasta el vagón de transporte, una segunda grúa pórtico se hace cargo de la carga. De esta manera, los recorridos y los tiempos se reducen considerablemente y el rendimiento global aumenta. Los vagones para el suministro de traviesas nuevas y para el transporte de las antiguas se sitúan siempre por delante de la máquina, en dirección de trabajo. Directamente detrás de la SUM 315 la vía está lista para un primer bateo.

Plasser & Theurer emplea cookies para mejorar la experiencia del usuario al utilizar este sitio web. Si continúa navegando por este sitio web, consideramos que acepta su uso. Puede encontrar más información sobre las cookies y su eliminación en nuestra política de protección de datos.