El HOBCS 5 inicia su servicio regular

Nuestro sistema de depurado-desguarnecido de balasto de alto rendimiento HOBC5 en Gran Bretaña

La depuradora-desguarnecedora de balasto RM 900, el corazón del sistema HOBCS 5, durante ensayos todavía en Linz – al fondo, numerosas unidades MFS y unidades de tracción.

Bateadora de alto rendimiento Dynamic Stopfexpress 09-3X para finalizar la vía.

La última máquina terminada del sistema: la perfiladora de balasto USP 6000 para la confección del perfil del balasto según normativa.

Para la logística de materiales se dispone de 44 unidades MFS en total.

La fabricación de la última adquisición de Network Rail, el sistema de depurado-desguarnecido de balasto de alto rendimiento HOBC5 (High Output Ballast Cleaning System No. 5), ha concluido. La última máquina de este paquete completo, la perfiladora de balasto USP 6000, tomó su camino hacia Inglaterra a principios de diciembre. Se cumplía así el apretado calendario de entregas.

En el „Rail Innovation and Development Centre“ RIDC Tuxford (High Marnham) actualmente se vienen realizando los preparativos del conjunto del HOBCS 5, para que pueda iniciar sus primeros trabajos en la primavera de 2017. El RIDC Tuxford se ocupa específicamente del desarrollo y ensayo de vehículos, tecnologías y aparatos ferroviarios. Salvo la USP 6000, a fecha 13 de diciembre de 2016 todas las máquinas que componen el HOBCS 5 están homologadas oficialmente y su puesta en marcha está en curso. En cuanto se homologue también la perfiladora, comenzará su servicio regular.

A partir de enero, el nuevo sistema para la depuración-desguarnecido de balasto será estacionado paulatinamente en Taunton, cerca de Bristol. Los primeros tres meses se trabajará en vías convencionales, para que los operarios puedan familiarizarse con la máquina. Después se tomará rumbo hacia la 
región al sur de Londres, donde se trabajará en el verdadero campo de aplicación de este sistema de máquinas, las vías con tercer carril.

53 máquinas en 21 meses

Fue en primavera de 2015, cuando Network Rail se decidió por este nuevo sistema de máquinas. El sistema, con sus 53 máquinas que complementan a la depuradora-desguarnecedora de balasto de alto rendimiento RM 900, ha sido nuestro mayor pedido individual hasta la fecha. En el diseño se incluyeron ideas para mejoras procedentes de las experiencias operativas y de mantenimiento de los sistemas HOBCS que ya existen en Gran Bretaña.

La producción de 53 máquinas en el ajustado plazo de entrega de 21 meses requirió una excelente planificación logística y unos procesos de producción perfectamente sincronizados. Desde el concepto, pasando por el diseño detallado, la producción, el control de calidad, hasta los ensayos para la homologación en Linz, todas las fases de la producción estaban sujetas a estrictos calendarios. Nuestros elevados estándares en la producción y el continuo control de calidad ayudaron enormemente en su cumplimiento.

Una de las mayores novedades y, al mismo tiempo, uno de los mayores retos durante el desarrollo del HOBCS 5 fue la capacidad de trabajar en vías con tercer carril. Este tercer carril aislado reposa suelto en consolas, por lo que hay que tratarlo con mucho cuidado. Esto hacía necesarios nuevos desarrollos, como p.ej. grupos de trabajo de nuevo diseño para la perfiladora de balasto USP 6000.

Grandes obstáculos para la homologación

La fabricación de las máquinas sólo es una parte del desafío. Antes de que puedan ponerse en servicio, la oficina británica para el transporte por ferrocarril y carretera ORR (Office of Rail and Road) tiene que conceder la homologación correspondiente. La ORR está obligada a otorgar la autorización (“Authorisation into Service”) en el plazo de cuatro semanas tras la presentación de toda la documentación. La elaboración de esta documentación (“Expediente técnico o dossier”) comienza ya en el momento de la formalización del pedido. La homologación de las tecnologías de trabajo (o también homologación de producto) la otorga Network Rail.

En general, el objetivo de las ETIs (Especificaciones Técnicas de Interoperabili­dad) europeas es garantizar, a través de una serie de normas, que los vehículos y la infraestructura sean compatibles a nivel europeo. Las limitaciones nacionales propias de la infraestructura preexistente, como p.ej. las limitaciones en el gálibo británicas, requieren reglamentos técnicos nacionales (NNTR – Notified National Technical Rules). En dos aspectos específicos, la compatibilidad electromagnética (EMV) y el gálibo, a menudo el cumplimiento de estas NNTRs no es suficiente para demostrar la compatibilidad.

Así, por ejemplo, en el caso del gálibo existen algunos puntos en la red en los que, a pesar de que nominalmente la ruta está aprobada para el gálibo extremadamente estrecho W6a, éste se invade en algunos puntos. Por ello es necesario comprobar la forma y el comportamiento de marcha específicos de cada vehículo, a efectos de determinar su compatibilidad.

Además, el HOBCS 5 tuvo que ajustarse a normas, en parte, completamente nuevas (p.ej. la protección contra el fuego según EN 45545) y requisitos oficiales referentes a la protección del trabajador.

Plasser & Theurer emplea cookies para mejorar la experiencia del usuario al utilizar este sitio web. Si continúa navegando por este sitio web, consideramos que acepta su uso. Puede encontrar más información sobre las cookies y su eliminación en nuestra política de protección de datos.